Archivo | diciembre, 2010

Accidentes culinarios.

3 Dic

Son las 11:30 de la noche y muero de hambre.

A pesar de tener una cocina repleta de comida, se ve que soy tan inútil que no puedo hacerme una cena decente. Es triste, muy triste. Tan triste, que lo tuve que poner en el blog.

Primero tenía ganas de comer atún en lata. Mi tía como trabaja en la productora de alimentos más grande de Venezuela, de navidad le regalan dos cajas de comida gratis. Entonces, decidí probar una de las exquisiteces de las latas que trajo y una decía  “Atún con ensalada mexicana”. Que era atún con frijoles por lo que se veía. Le di un gran bocado con super hambre esperando algo súper delicioso y el sabor era horrible, no me gustó para nada y era picante,  yo no tolero el picante, con arcadas tragué lo que pude y el resto es historia. Tendrán que practicar mucho más par aperfeccionar el sabor y avisar que está picante, al menos.

Luego decidí hacerme unas totaditas con mermelada. Puse las rodajas de pan en la tostadora  y luego de unos minutos cuando creía que el pan ya había saltado fuera de la tostadora, resulta que ésta se había trabado y el pan se había calcinado de una manera increible y sobretodo ¡incomible!

¿Qué hice yo para merecer esto? Yo con mucha hambre ¡y toda la comida que preparo o ya preparada que como, apesta!

Luego me decidí por Corn Flakes con leche pero se me había acabado el azúcar.

Al final, derroatada, opté por comer compota de manzana de mi hermanita y rendirme.

Qué terrible y accidentada fue mi cena, pero sobretodo quedé insatisfecha totalmente.

Anuncios