Losing my religion

15 Sep

Este post de hoy va de una situación un poco incómoda que ocurrió hoy cuando unos amigos y yo comíamos postre en la feria de comida de un centro comercial.

Comenzamos hablando de un programa de televisión que yo había visto acerca de dos familias súper distintas que intercambian a la mamá/esposa (a veces esposos) de cada familia para pasar unos días y aprender de la experiencia de tener personas de diferente mentalidad y costumbres y compartiéndolas (el programa se llama Wife swap). Luego, yo comentaba sobre un episodio en particular en el cual las dos familias a intercambiar eran muy diferentes, una era una pareja de hombres homosexuales y la otra una familia muy cristiana que vivía en un barrio también muy cristiano de Estados Unidos y de cómo al principio el hombre que se cambió por la mamá/esposa de la otra familia la pasó bastante mal y me pareció que era muy juzgado por la familia y el mismo barrio… aunque luego ambas familias aprendieron cosas buenas de todo esto.

Mi posición con respecto a este punto es muy libre, no juzgo a los demás y me parece que las personas tienen derecho a hacer lo que les haga felices porque todos somos humanos e iguales… y es aquí donde va mi punto. Mi amiga es muy religiosa y sigue a la iglesia cristiana (que no es lo mismo que la iglesia católica)  yo que realmente no soy casi nada religiosa, aunque fui criada y bautizada como católica, y mi otro amigo que  también es bastante cristiano.  Al final una cosa llegó a la otra y terminamos hablando de religiones y mi amiga un poco alterada comenzó a hablar de que la Biblia tenía unas reglas y que todos debíamos seguirlas.

Yo siempre, siempre evito tener este tipo de conversaciones porque me parece que todos tienen una idea muy particular de sus creencias, y aunque se pueden llegar a tener charlas civilizadas, es un tema que levanta muchas más pasiones de las que me gustaría y así fue! Mi amiga con este tema aunque tiene su opinión radical, en general se contiene de decir muchas cosas pero hoy como que explotó y comenzó a decir muchas cosas que nos pusieron a mi amigo y a mi un pelín incómodos.

Esta amiga es muy especial para mi y muy buena persona, pero lo que me chocó de todo esto es que se empeñó en decirnos que la verdad era la suya completamente y que temía porque nosotros fuésemos al infierno debido a nuestras actitudes. Este tipo de comentarios me parece que van mucho más allá de mi porque soy una persona muy liberal que no cree en una verdad absoluta y tengo que admitir que me molestó sentir como que no nos tomara en consideración. No quiero criticar su opinión, porque de todas formas todos creemos que nuestra verdad es “la” verdad (incluso mi especie de no verdad absoluta) y nada que digan nos hará cambiar, pero fue su insistencia a nisiquiera escucharnos hablar lo que me hizo sentir como si automáticamente negase y tachara de inválidas y sin valor las opiniones que mi otro amigo y yo dábamos.

Decidimos no hablar más de este tipo de cosas para no tener problemas, además, ella humildemente pidió disculpas por su actitud, nosotros simplemente le dijimos que no se preocupara, que la queríamos un montón y que todos tenemos momentos así. Y es muy cierto, todos tenemos momentos en que nuestras convicciones se vuelven muy fuertes y podemos llegar a ser un poco intensos… Es de humanos, ¿no?

Anuncios

4 comentarios to “Losing my religion”

  1. nora (una japonesa en Japón) 16 septiembre, 2010 a 9:31 am #

    Muy interesante entrada, Yoselin, hay muchas personas así en todas partes. Pero ella pidió disculpas, ¿no? Eso me parece muy humano e importante 😉
    Muchísimas gracias por tu último comentario en mi blog 🙂
    Un abrazo.

    • yoselinc 16 septiembre, 2010 a 9:58 pm #

      Hola!! Gracias por comentar!!

      Sí, es decir, creo que a todos nos pasa así con algún tema que realmente es importante para uno y no nos damos cuenta, pero muy pocas personas piden disculpas y realmente no lo hizo porque estuviéramos molestos con ella, porque luego de eso estábamos un poquito tensos pero normalitos, pero más que todo sino porque mi amiga sintió, tal vez, que lo que dijo fue como un poco intenso y que nos sentimos incómodos o algo. Igual la pongo como un buen ejemplo, mas que todo… que deberíamos ser un poquito más así luego de un malentendido o algo.

      Siempre te leo y me parecen muy interesantes tus entradas aunque sólo he comentado muy poquitas veces. 😦

  2. miyu0110 16 septiembre, 2010 a 9:54 am #

    La verdad es que hay gente con convicciones muy arraigadas (¡Incluso los hay de lo mar de extrañas!), bien es dicho que debemos respetar las creencias de otros y ser respetados también por ellos.

    Yo tengo una amiga que es muy religiosa y su manera de ver la homosexualidad es muy libre: Ella cree que no importa a quien amemos, si lo importante es amar, pues Dios nos ama a todos y a todas… Creo que es una manera muy bonita de verlo 🙂

    Bueno, yo personalmente soy atea, no soy capaz de creer en ningún dios, pero a pesar de no ser capaz de creer en dioses respeto e incluso puedo entender a otras personas que sí lo hacen. Yo por mi lado creo en otras cosas pues tampoco soy agnóstica 😀

    Yo también fui bautizada e hice la comunión, pero nunca fui capaz de creer en religiones que implicaran a seres divinos, eso porque pensé demasiado y me pregunté muchas cosas, y las respuestas no las encontré en ningún ser superior :/ Eso no quiso decir que dejara de querer a los familiares que si creían 🙂

    Yo creo que tu amiga ha sido muy firme con lo que cree, pero lo más importante: ¡Ha sabido pedir perdón!
    Creo que es un gran gesto, pues hay mucha gente que se cierra y ni siquiera piden disculpas.
    La verdad es que todos somos humanos, pero pocos saben tragarse el orgullo y disculparse hoy en día >__<

    Lo bonito es saber perdonar también 🙂

    En mi antiguo blog, hablé en una entrada sobre gestos religiosos que me parecían un poco demasiado exagerados.
    Había un hombre que rompió una figura de una Santa si no recuerdo mal, y la gente religiosa quiso juzgarlo como si hubiera asesinado a un ser vivo. Entiendo su enfado, pero deberían pensar que la estatua no era un ser vivo, más bien un icono de lo que creen, algo que puede restaurarse, en cambio, la vida de una persona, los años que podría pasar en prisión, no pueden recuperarse por muy feo que fuera el gesto.

    Recordé las caricaturas de Mahoma, donde los musulmanes se sintieron insultados y desde aquí todos decían "Si no es nada, es solo una caricatura", pero en el fondo no encuentro diferencia, se sintieron igual de insultados y enfadados.

    En el fondo no son tan distintos ^^

    • yoselinc 16 septiembre, 2010 a 9:50 pm #

      Hola Mireia! Muchas gracias por comentar!

      Pues mis creencias son muy abstractas… No creo en una religión como tal y así de creer en Dios como lo pintan muchas religiones, pues tampoco…

      Realmente eso en mi mente tiene sentido pero es muy abstracto explicarlo, jajaja y mi opinión sobre la homosexualidad también es súper abierta, creo que todos somos iguales y tenemos derecho a querer libremente. Y lo de mi amiga, aunque en ese momento me molesté, puedo decir que fue solo un encuentro de opiniones que todos alguna vez tenemos y me pareció súper valiente que pidiera disculpas y todo. En fin, que es una de mis mejores amigas por algo 😉

      Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: